• Psicoterapia infantil, niños, desarrollo
    La esperanza del despertar fisiológico, psicológico y del sentimiento de confianza.

Hablando de la depresión en niños, por ejemplo, en edad preescolar se puede apreciar insomnio, hiperactividad, síntomas somáticos, dificultades para alimentarse, encopresis, rechazo del juego, inhibiciones, etc. y en la edad escolar, encopresis, enuresis, timidez, terrores nocturnos, onicofagia, negativa a jugar, problemas psicosomáticos. A pesar de que se producen muchas variaciones en el estado de ánimo de los niños los conjuntos de síntomas como los anteriormente definidos constituyen características específicas. Cabría señalar una mayor gravedad si ha habido tristeza o irritabilidad casi todos los días durante al menos dos semanas, además de pérdida de interés y placer en las actividades cotidianas. También puede ser que la alteración en la afectividad tenga menor intensidad pero más larga duración, al menos de un año, además de síntomas somáticos, problemas en el sueño, limitaciones en el área cognitiva y baja autoestima.

Seleccione para ampliar:

Manía, Obsesiones y compulsionesFobia socialFobia escolarAnsiedadRabietasAnsiedad por separaciónTecnologíasTrastornos del sueñoConductas negativistas y desafiantesAutoestimaMovimientos estereotipadosMutismo selectivoTicsProblemas de eliminaciónProblemas de ingestaComportamiento perturbadorTDAHTrastornos del aprendizajeTrastorno generalizado del desarrollo (TGD)Celos, Separación de los padres

Contacto